domingo, 17 de mayo de 2009

Crónica de las Jornadas de Innovación y Excelencia en las Administraciones Públicas de Cambrils



Finalizaron las primeras Jornadas de Innovación y Excelencia en las Administraciones Públicas organizadas por el Ayuntamiento de Cambrils y lo hicieron con éxito tanto en la convocatoria (se colgó el cartel de “no hay entradas”) como en el nivel de las intervenciones. La inauguración corrió a cargo del Alcalde de Cambrils y del Consejero de Hacienda de la Generalitat de Catalunya, Antoni Castells, quien más allá de una intervención puramente protocolaria dejó algunas frases para recordar: la crisis convierte en imprescindible lo que antes era sólo conveniente. Centrando sus palabras en la crisis económica subrayó como ésta ha hecho evidente la importancia del papel del Estado en la sociedad actual. Una importancia que se traduce en medidas para salir de ella y paliar sus consecuencias pero también en la necesidad de mejorar la propia competitividad y productividad de las administraciones públicas a fin de predicar con el ejemplo y responder a las exigencias de la sociedad a la que sirven.

El programa lo inició Carles Ramió, Director General de la Escuela de Administración Pública de Catalunya. Un ponente brillante y seductor que no necesitó de nada más que su presencia y su palabra para mantenernos prendados de su hilo argumental y dejar uno de los mejores sabores de boca de las Jornadas. Aunque lo que más durará en nuestra memoria sean sus metáforas con el alcohol y la rótula como estrellas, algunas de sus ideas más significativas para mi fueron:

- La gestión pública requiere de un alto nivel de competencia técnica ya que ha de afrontar nuevos retos complejos: la gestión de redes, la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación y la participación ciudadana.
- Se ha producido una “infantilización del directivo público” que todo lo tiene que consultar con un superior. Utilizando las palabras de Ramió, en la administración hay mucha gente en puestos de mando pero la mayoría no manda nada, todo se consulta con otro que manda más y al final es el Alcalde o el Secretario General el que toma todas las decisiones con el efecto cuello de botella que eso supone.
- Apuesta por el modelo de agencias ejecutivas pero subraya que eso ha de implicar la existencia de una “entidad principal” que controle y planifique a la agencia. En la práctica lo que está ocurriendo es que las agencias ejecutivas asumen también su propio control y planificación.
- Innovación supone explorar y aceptar el primer error que toda exploración puede generar. Pero es el único camino. Copiar no funciona. Siempre es distinta la cultura política, la cultura organizativa o el capital social. Podemos aprender mucho de otros, pero la pura copia nunca tiene éxito.
- Ante el dilema primero modernizo o primero informatizo, Ramió concluye que si nos lo planteamos en una organización sectorial y con objetivos muy concretos puede funcionar la inversión en tecnología como motor del cambio. Si esas condiciones no se dan es tirar el dinero, primero hay que modernizar.
- La relación privado – público es una clave del futuro pero ha de plantearse sobre bases adecuadas. No sirve el simplismo de que todo lo privado es mejor que lo público. Hay ámbitos en que la gestión siempre ha de ser privada.

Antonio Díaz, Director-Coordinador del Área de Estudios, Estrategias y Formación de la FEMP nos habló de la administración inteligente, título de una obra muy interesante que el mismo coordinó junto a Eloy Cuellar. Sus propuestas para impulsar esa nueva administración fueron:
- Mirada inteligente
- Sentido práctico
- Tener proyecto
- Disponer de un sistema de gestión
- Voluntad y energía para actuar (liderazgo y equipos)
- Capacidad de aprendizaje
- Productividad y resultados
- Transparencia y ética

Terminó citando a J.A. Marina: “Las ciudades inteligentes son aquellas que aumentan las posibilidades vitales, económicas y culturales de la ciudadanía”.

A continuación una mesa redonda abordó la relación entre políticos y técnicos, con la singularidad de contar con la participación de dos concejales que anteriormente han sido técnicos (Enric Giner de Esplugues de Llobregat y Anna Peláez de Cambrils), además de Ramió y el propio Antonio Díaz que ejerció de moderador.

Después de la comida asistimos a la presentación de siete buenas prácticas, variadas e interesantes aunque resultó una sesión demasiado larga y sin descanso alguno. Los ayuntamientos de Barcelona, Madrid, Cambrils, Tarrasa, el Cabildo Insular de Tenerife y el Instituto Vasco de Administraciones Públicas nos mostraron como el cambio, la modernización, la innovación y la excelencia son ya una realidad en muchas de nuestras administraciones públicas.

El viernes, Joan Ramón Alabart, Profesor titular de la Universidad Rovira i Virgili, nos presentó su diccionario de competencias del liderazgo, articulado con el enfoque del liderazgo sin cargos. Esto es, hay un nivel básico de competencias de liderazgo que han de poseerlas cualquier persona de la organización. Otro nivel será el del liderazgo de equipos y finalmente un liderazgo transformacional con una perspectiva global de la organización. Su amena presentación incluyó varios videos, uno de los cuales utilizaba la experiencia de Kiran Bedi, directora de una cárcel en la India que revolucionó totalmente la forma de afrontar el trabajo de esa organización. Merece la pena verlo.

Siguió la mesa redonda que yo “animaba” en el que se trataron los temas que planteé en otro post. Tras una pequeña pausa, Enric Brull, Jefe de Servicio de Gestión estratégica y Calidad de la Diputación de Tarragona, disertó sobre la gestión de los resultados en las administraciones públicas, un tema árido pero de gran trascendencia que Enric supo presentar con rigor y amenidad. Cerraron las jornadas cuatro gerentes (Esplugues de LLobregat, Catarrosa, Reus y Tortosa) que debatieron sobre el modelo gerencial.

Y entre medias hubo oportunidad de encontrase con amigos y disfrutar de Cambrils, aunque el tiempo no acompañó todo lo que hubiéramos deseado. Unas magníficas jornadas que esperamos vuelvan a repetirse dentro de dos años. Enhorabuena para Anna, Dolors, Cesca, Sonia y todas las personas del Ayuntamiento de Cambrils que las han hecho posibles. Parafraseando una frase célebre en las fiestas de San Fermín, ya queda menos para las segundas.

5 comentarios:

Iñaki Ortiz dijo...

He publicado también mi crónica y algunas fotos de las jornadas.

Un placer, coincidir en Cambrils ;-).

Iñaki Ortiz dijo...

Esta vez, con los enlaces correctos.

He publicado también mi crónica y algunas fotos de las jornadas.

Un placer, coincidir en Cambrils ;-).

Enrique Sacanell dijo...

Una crónica estupenda la de Iñaki. Os la recomiendo.

Sonia dijo...

Me parece muy interesante. ¿Sabes si se van a publicar las ponencias como tales, o si hay alguna manera de obtenerlas? Un saludo.

Enrique Sacanell dijo...

Tienen previsto colgarlas en la web de las jornadas