domingo, 15 de abril de 2012

Coaching y política

El próximo martes, en el marco de la I Semana del Coaching organizada por la ICF, imparto en Eutokia una conferencia sobre el coaching en la política. La presentación que utilizaré la compartiré después de que se celebre el acto para no estropear la sorpresa a quienes os animéis a compartir ese espacio (por cierto, el horario es de 19:00 a 20:30), pero no me resisto a compartir ahora el esquema que utilizaré.

La primera parte de mi intervención, después de reflexionar brevemente sobre las diferencias entre el coaching político y otros tipos de coaching, la orientaré a quienes me escuchen pero no participen de la actividad política. La pregunta para esas personas será ¿desde qué lugar miras a la política y a las personas que están en política? Exploraremos juntos cuales son hoy en día los principales juicios, valoraciones, pensamientos que surgen en una mayoría cuando se les habla de la política o de los políticos.

La política va estrechamente unida al poder, no en vano hay quien la define como "la actividad de quienes procuran obtener el poder, retenerlo o ejercitarlo con vistas a unos fines". Por ello, desde una actitud de coaching no tanto al político, que también, sino al ciudadano, podemos plantear ¿qué significa el poder para ti? ¿qué emociones te suscita? ¿qué pensamientos te genera? ¿qué reacciones te suscitan quienes detentan poder? ¿cómo es tu relación con esas personas en las diferentes esferas de la vida?. 

Tomar conciencia de que nuestra mirada hacia la política y los políticos no es inocente, no es neutra, sino que está cargada con nuestra particular manera de vivir ese fenómeno, nos permite abrir otra cuestión: ¿qué política puede generar una sociedad que no cree en la política? ¿qué podemos hacer distinto cada uno de nosotros para transformar la política? Y mirando más específicamente a los profesionales del coaching que quieren trabajar en el ámbito político ¿desde que mirada te acercas a la persona a la que pretendes hacer coaching? ¿es posible hacer coaching político desde cualquier forma de ver la política?

La segunda parte de la intervención se orientará al coaching para personas que están en la política. Y esta forma de plantearlo ya implica una manera de situarse. No trabajamos con el rol político, sino con la persona que está desempeñándolo.

La idea central que quiero plantear es que la inmensa mayoría de personas que se acercan a la política lo hacen con altos ideales pero llenos de inocencia y desconocimiento. Y la política es un territorio duro, incluso inhóspito, es un lugar lleno de riesgos. El coaching puede ser una magnífica ayuda para evitar que personas que podrían aportar mucho salgan despavoridos a los pocos meses o se arrastren con un alto sufrimiento personal hasta que consiguen armarse de valor para dejarlo; o, lo que es peor, desarrollen una costra de cinismo que acentúe muchas de las peores características de la política actual. En esta segunda parte desarrollaré algunos de los temas que suelen darse con más frecuencia en el coaching con personas que están en la política. En la presentación que compartiré la próxima semana podréis seguir con algo más de detalle estas ideas.