domingo, 15 de febrero de 2009

Hacia un Sistema Vasco de Servicios Sociales

La Federación de Servicios y Administraciones Públicas del sindicato CC.OO. de Euskadi me ha invitado a participar mañana en la jornada que realizan en Portugalete bajo el enunciado "Los Servicios Sociales en Euskadi: nuevas leyes y nuevas prácticas". Esta es la presentación que he preparado.

Check out this SlideShare Presentation:
La jornada se realiza en el Centro Cultural Santa Clara de Portugalete (c/ Casilda Iturrizar, 10). A las 10h. la inaugura el Alcalde de Portugalete y el ex-Viceconsejreo de Bienestar Social del Gobierno Vasco Fernando Consuegra. Posteriormente Mercedes Gonzalez de Celis y Rosalía Herrera Yuste, directoras de los departamentos de Bienestar Social y Promoción Económica, Empleo y Formación del Ayuntamiento de Ermua presentarán su experiencia en nuevas prácticas en la inserción social. Les seguirá la parlamentaria socialista vasca Gemma Zabaleta que centrará su intervención en los derechos ciudadanos de la nueva Ley de Servicios Sociales de Euskadi. Tras un pequeño descanso entrare en escena para concluir con la clausura a cargo de Unai Sordo, Secretario General de Comisiones Obreras de Euskadi.

Como las diapositivas son un soporte de la presentación, más que un desarrollo argumental, las ideas clave que planteo son:
  • La nueva Ley es un significativo avance hacia un sistema integrado de servicios sociales, sin embrago no plantea ninguna estructura de gestión que lo haga posible. El reto queda planteado pero sólo la voluntad de coordinarse y el saber hacer del trabajo en red puede hacer avanzar en esa dirección.
  • La organización del sistema que se plantea da a los municipios una importante responsabilidad. Sin embargo, el gran número de municipios pequeños, incluso el limitado tamaño de muchas mancomunidades no plantea una dimensión capaz de hacer frente a los servicios que se han de prestar y, muy especialmente, al desarrollo profesional y organizativo que el sistema necesita.
  • A pesar del esfuerzo por recoger en la Ley aspectos relacionados con la formación, lo que hoy se denomina gestión del talento, así como las buenas prácticas en innovación, requieren de un espacio articulador que la propuesta organizativa de la Ley no plantea por si misma. Hacerlas realidad es otro desafío para los profesionales de los servicios sociales.
  • La Ley recoge un modelo de atención e intervención, dando respaldo legal al trabajo comunitario, orientado a la ciudadanía. Sin embargo, para hacerlo realidad es necesario impulsar y gestionar un importante cambio cultural en las organizaciones prestadoras de estos servicios, algunas de ellas demasiado volcadas a la tramitación de prestaciones.