domingo, 7 de septiembre de 2014

Ética y literatura

Mi amiga Garbiñe Salaberría acaba de publicar un libro, resumen de su tesis doctoral, titulado "La construcción literaria de la ética. Valores y contextos sociales". En él entrecruza tres de sus pasiones: la sociología (en la que se formó), la enseñanza (en la que trabaja) y la literatura  (de la que forma parte como escritora).

Nuestros caminos se cruzaron hace ya muchos años, en la Facultad de Sociología de la Universidad de Deusto (ahora aglutinada en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas). Desde entonces hemos seguido manteniendo el hilo de la amistad. Un hilo en algunos momentos muy fino pero duradero. Desde hace ya unos años el hilo se ha fortalecido, así que no quiero ocultar que no soy un lector objetivo (si es que existe alguno de ese tipo).

Garbiñe, a partir de los 80 libros de lectura obligatoria más presentes en los centros escolares de segundo y tercer ciclo de Primaria, así como de la ESO, evidencia cómo se configura narrativamente la ética, analiza cuales son los elementos constitutivos de la ética en la narrativa y estudia su aplicación práctica en la literatura infantil y juvenil.

Como resultado de ese estudio, Garbiñe nos plantea como elementos constitutivos de la ética en la narrativa los siguientes:
  • los valores,
  • las problemáticas,
  • los sistemas de elección de valores,
  • los motivos para la acción moral,
  • las imágenes del mundo y
  • las aspiraciones éticas.
Respecto a los valores que identifica, partiendo de diferentes escalas de observación, son los siguientes:
  • Alegría
  • Amistad
  • Afán de superación o motivación de logro.
  • Autoestima.
  • Autoexigencia.
  • Autonomía personal.
  • Cooperación.
  • Diálogo.
  • Igualdad.
  • Justicia.
  • Lealtad.
  • Libertad.
  • Paz.
  • Respeto.
  • Responsabilidad.
  • Solidaridad.
  • Tolerancia.

Un libro que recomiendo a quienes trabajan en la enseñanza, a las personas interesadas en reflexionar sobre el papel que tiene la narrativa en la construcción de nuestro mundo de valores y a quienes les interese conocer cómo funciona en un contexto concreto el proceso de socialización que configura cualquier sociedad.

Termino con una cita del libro:
"La narrativa como modo de conocimiento y de construcción de la realidad posee una dimensión ética que se manifiesta en una forma de exponer la experiencia, revelando las motivaciones, sentimientos, vivencias y acciones humanas organizadas en secuencias narrativas que transcurren en contextos específicos, espacios y tiempos literariamente definidos" (pág. 54)
Un resumen de las ideas centrales del libro expresadas por la propia autora lo puedes leer aquí.