domingo, 10 de abril de 2011

Afrontar los cambios que parecen imposibles: el jinete, el elefante y el camino

Los hermanos Heath (Chip y Dan) han publicado un interesante libro sobre los procesos de cambio: “Cambia el chip. Cómo afrontar cambios que parecen imposibles”. Con estilo ameno, desarrollan su planteamiento revisando una amplia gama de investigaciones que le dan sustento.

Para explicar su manera de entender el cambio utilizan una analogía planteada por el psicólogo de la Universidad de Virginia, Jonathan Haidt: nuestro lado emocional es un elefante y nuestro lado racional un jinete. Si queremos que las cosas cambien hay que tener presente a ambos. “El jinete aporta planificación y dirección y el elefante aporta la energía”.

Siguiendo el resumen que los propios autores realizan al final de su libro, para generar con efectividad un cambio hemos de trabajar en tres direcciones:

1.    DIRIGIR al jinete. Para ello sugieren tres estrategias clave:

- Identificar y seguir las excepciones. Investigar los cambios que han funcionado y seguir sus enseñanzas.
- Redactar los movimientos críticos. Hay que concretar los comportamientos concretos que son críticos para el cambio. Las generalidades no son útiles.
- Apuntar al destino. El cambio es más fácil cuando se sabe hacia dónde dirige y por qué merece la pena cambiar.

2.    MOTIVAR al elefante. Las estrategias que proponen son:

- Identificar las emociones que pueden impulsar el cambio. Hay que sentir la necesidad del cambio.
- Reducir la dimensión del cambio. Hay que fragmentar, trocear en fases el cambio, hasta que no atemorice al elefante.
- Hacer que se sienta orgulloso. Cultivar un sentido de identidad e infundir la mentalidad de crecimiento.

3. ALLANAR el camino. En este apartado los hermanos Heath introducen una perspectiva más sistémica al subrayar que, en ocasiones, el cambio más importante es el que podemos producir en la propia estructura. En cualquier caso, es esencial estar atentos a los cambios que podemos realizar en el entorno para facilitar, impulsar o consolidar el cambio. En este caso, las estrategias que plantea son:

- Modificar el entorno. Cuando la situación cambia, el comportamiento también cambia.
- Crear hábitos. Cuando el comportamiento es habitual, es libre, no supone ninguna carga para el jinete. Es importante buscar maneras de fomentar los hábitos.
- Aprovechar la fuerza del grupo. El comportamiento es contagiosos. Ayude a expandirlo.