lunes, 11 de agosto de 2008

Lecturas de verano

La novela negra es otra de mis aficiones. Leo este tipo de literatura todo el año pero en verano me concentro en ella de manera especial. Tengo varios libros preparados. La compra más reciente ha sido la de un nuevo sueco del que dicen maravillas: Stieg Larsson. Ha escrito tres novelas antes de morir. La primera de ella se ha publicado recientemente en castellano con el título "Los hombres que no amaban a las mujeres". El resto de la lista lo forman obras más antiguas que esperaban pacientemente un momento adecuado para ser leídas.

El libro de Larsson se acerca a las 700 páginas pero por las 150 que me he tragado casi de un bocado pronostican un rápido final. Me está causando una magnífica impresión. Los personajes están muy bien trazados y la historia es original, fuera de los patrones al uso en la novela negra más clásica.

Claro que también hay autores que se mueven por caminos más habituales en el género pero que te enganchan en la primera página y no te dan respiro hasta el final. En este grupo englobaría a Michel Connelly, Robert Crais o Harlan Coben. Otro estilo más latino es el de Andrea Camilleri con su comisario Montalbano, todo un personaje. Sin embargo, los que tengo en la maleta son Cortafuegos, de Henning Mankell, y El angel negro de John Connolly. Un autor dificil de clasificar. Sus obras las protagoniza el detective Charly Parker (sí, como el célebre saxcofonista) pero nada que ver con el habitual entorno urbano de las novelas de detectives. Nos movemos en tierras pantanosas con un ambiente a veces casi tétrico. Un ámbiemte que Connolly construye a las mil maravillas en torno a tramas que me enganchan enormemente. En todo caso, reconozco que puede no ser plato para todos los gustos.

Con lo que uno no suele equivocarse es con los clásicos, Chandler o Hammet son apuesta segura. En todo caso, si os interesa el género os animo a visitar la página web de la libreria Negra y Criminal, de Barcelona, dónde Paco y Montse ejercen de libreros a la vieja usanza pero venden por correo y pueden hacer magníficas recomendaciones.