lunes, 17 de septiembre de 2012

Cine, habilidades directivas y coaching

Aquí me veis, estrenándome en el medio radiofónico. De esas formas extrañas que suceden las cosas y que solemos llamar casualidades (a  Cecilio Regojo le escuché llamarlas "causalidades"), Daniel Rodriguez me planteó participar en su programa "En plan de negocio", emitido por ABC Punto Radio.

El tema me resultaba de lo más atractivo: comentar películas de actualidad desde la perspectiva de los aprendizajes o las reflexiones útiles para el mundo de la empresa. Así que con un tema atractivo y oportunidad de explorar nuevos territorios, no tuvo muchos problemas Daniel para que aceptara su oferta.

Así que esta mañana de domingo (el programa se emite de 13 a 14h. todos los domingos) me he estrenado comentado El legado de Bourne, la última película de la saga de Jason Bourne. Una película de acción en la protagonizada por un agente secreto preparado para trabajar en solitario en misiones de larga duración. Forma parte de un programa que la CIA y el Departamento de Defensa han elaborado pero que ahora, como efecto de la salida a la luz pública de uno de esos programas, deciden suprimir.

LA IDENTIDAD

Es la cuarta entrega de una saga articulada en torno al agente Jason Bourne y basada en una serie de libros de Robert Ludlum, pero que se aleja de la línea argumental de las tres películas anteriores. De hecho, en las tres primeras el guión gira en torno a la búsqueda de su identidad por parte de Bourne. Y este es uno de los puntos en que pienso que podemos encontrar una reflexión interesante, la trascendencia que también para las empresas, para las organizaciones tiene su identidad. Una identidad que nos identifica y que nos diferencia, que hace que los clientes piensen en mi o en mi empresa cuando buscan algo que ven reflejado en mi identidad.


Pero hay una identidad "privada", que yo veo en mi, y una identidad "pública", que otros ven en mí. Si se produce una disociación entre ambas aparecen los problemas, sobre todo si mi identidad privada me coloca en un lugar mejor que el que me da mi identidad pública. Por eso, para una empresa es calve tener vías fiables de información para conocer cómo es vista por sus clientes, cual es su identidad pública.

REINVENTARSE



En esta cuarta entrega de la serie es de destacar la propia habilidad de la productora para aprovechar el tirón de las tres anteriores cuando, en esta, Bourne no aparece físicamente (sí se muestra alguna foto del actor que lo encarnó, Matt Damon) y su mención es totalmente prescindible. Vamos que es una película que podría haber sido lanzada sin relación alguna con Bourne y hubiera funcionado igual. Pero esa capacidad de "reinventarse" me parece una buena enseñanza para las empresas y las organizacione. Saber mantenerse conectados con sus clientes, aunque cambie profundamente el producto que les vamos a ofrecer.

VALORES EQUILIBRADOS

Para acaba, una tercera idea. En esta película vemos como se magnifica el valor de la seguridad nacional por parte de algunos de sus protagonistas. Y comprobamos, una vez más a dónde se puede llegar cuando somo monotemáticos en materia de valores. Me parece importante reflexionar sobre la necesidad de construirnos sobre valores diversos, valores que se complementan y, en cierta medida, se equilibran. En la vida de la empresas nos encontramos en ocasiones con quién solo sustentan el valor del beneficio. Sin duda un valor importante en un proyecto empresarial, pero si no se equilibra, si no se balancea (que dirían Kaplan y Norton) puede llevar a acabar con la propia empresa.

Si os apetece escucharlo en el programa os dejo aquí un link al audio. El apartado dedicado al cine está en el minuto 10.


No hay comentarios: